La naturaleza primordial, el estado natural o la constitución es conocido en Ayurveda con la palabra sánscrita Prakruti. Los cinco elementos básicos Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter se manifiestan en el cuerpo humano en lo que denominamos Tridosha conformado por los tres humores o doshas Vata, Pitta y Kapha.

El aire del cuerpo, Vata, se manifiesta a partir del Éter y de los elementos aéreos, Pitta se manifiesta tanto del fuego como del agua, mientras Kapha lo hace de los elementos tierra y agua.

Un balance perfecto Vata-Pitta-Kapha es esencial para las condiciones fisiológicas normales y cualquier desequilibrio resulta en enfermedad. La constitución de cada persona es determinada en el momento de la fertilización y viene da por las permutaciones y combinaciones del Tridosha corpóreo o humores biológicos manifestado en sus padres.

Etimológicamente significa “lo que hace mover las cosas“. Es la fuerza motivadora detrás de los otros 2 humores. Gobierna nuestro balance mental y sensorial así como nuestra orientación. Promueve la adaptabilidad mental y la comprensión.

Vata gobierna y es responsable por la descarga de todos los impulsos tanto voluntarios como involuntarios. Trabaja a través del cerebro y del sistema nervioso central. Está relacionado con el intestino grueso donde el gas (aire) se acumula. Los sentidos del tacto y del oído, los cuales corresponden a los elementos aire y éter, son parte del Vata. Es la fuerza que guía y gobierna a los otros humores ya que la vida misma se deriva del aire. Vata promueve la agilidad, la adaptabilidad y la facilidad de acción. Su poder nos anima y nos hace sentir vitales y entusiastas.

Vata gobierna la sensibilidad básica y la movilidad del campo mental. Provee de energía a todas las funciones mentales desde los sentidos al subconsciente. Nos permite responder mentalmente a estímulos tanto externos como internos. El miedo y la ansiedad son los trastornos principales del Vata y ocurre cuando sentimos que nuestra fuerza vital está en peligro.

Aspectos Físicos

  • Físicamente los Vata son de escaso desarrollo físico.
  • El tórax es plano, las venas y los tendones musculares son visibles.
  • La piel es fría, áspera, seca y agrietada.
  • Las personas Vata son, o bien muy altas o muy bajas y de estructura corporal delgada.
  • El desarrollo muscular es pobre.
  • El pelo es ondulado y escaso.
  • Las pestañas son delgadas y los ojos son opacos, los ojos pueden verse hundidos, pequeños, secos, muy activos y la conjuntiva es seca y oscura.
  • Las uñas son rugosas y quebradizas. La nariz es torcida y levantada.
  • El apetito y la digestión son variables.
  • La gente vata se antoja de sabores dulces, agrios o salados y le gusta las bebidas calientes.  Biotipo Vata
  • El sueño se perturba con facilidad.
  • Las manos y pies son generalmente fríos.
  • Son personas creativas, activas e intranquilas.
  • Caminan y hablan rápido.
  • Tienen una memoria corta pero buena capacidad para atrapar la esencia.
  • El razonamiento es bueno pero se vuelven ansiosos y miedosos al momento de tomar decisiones.
  • Respecto al dinero desean ganarlo de manera rápida y gastarlo aún más rápidamente.
  • Tienen tendencia a desarrollar arrugas en la piel, constipación, insomnio y dolores en el cuerpo.

Aspectos Psicológicos

Los Vata son rápidos y ágiles con la mente y presentan intereses e inclinaciones variables. Son habladores, bien informados, intelectuales y pueden comprender diferentes puntos de vista. Sin embargo pueden ser superficiales en sus ideas y hablar sin dirección. Sus mentes vacilan y vagan sin control. Si bien tienen conocimiento de todo les falta la profundidad de temas en particular. Son indecisos e inseguros. Les falta determinación, consistencia y confianza en sí mismos y con frecuencia tienen una imagen negativa de sí mismos.

El Miedo es la emoción predominante de los Vata y su primera reacción frente todo lo que sea nuevo o extraño. Les gusta quejarse, los agobia la ansiedad y generalmente les falta estabilidad. Siempre parecen estar ausentes y desorientados. Su memoria es corta o errática. Sufren con rapidez frente al agotamiento por el trabajo y el ejercicio excesivo y tienden a entregarse demasiado en todo lo que hacen.

Los tipos de aire son buenos como maestros, programadores de computadoras y son excelentes como comunicadores en los medios. Son buenos para pensar, escribir y organizar información. Son buenos músicos y pueden mostrarse muy sensibles a los ruidos. En general son creativos y muchos artistas pertenecen a esta constitución.

Son altamente sociables y les gusta relacionarse con personas de todos los tipos. Pero cuando el elemento aéreo es muy alto se vuelven solitarios e hipersensibles al contacto huma